·  
Mendoza
clima
27°C

La Columna Sin Máximo

Fernández se atrincheró con Massa y Guzmán y ya afilan el decreto para manejar el Presupuesto

El texto facultará al Poder Ejecutivo Nacional a hacer las readecuaciones presupuestarias que necesite y manejar con mayor discrecionalidad las partidas que se verán engrosadas en relación a lo proyectado en 2021 por el aumento de la recaudación.

Viernes, 17 de Diciembre de 2021

Caída la sesión en la Cámara de Diputados y consumada la derrota del oficialismo en el debate por el Presupuesto 2022, Alberto Fernández avanzará con la firma de un decreto para renovar el actual.

Así lo confirmaron a Clarín altas fuentes del Gobierno, al tanto del pedido que hizo el jefe de Estado a su equipo para que prepare el texto que firmará en las próximas horas. Más allá de la decisión del Presidente, desde la Casa Rosada se sumaron a las duras críticas contra la oposición que hizo el jefe del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner.

No se trata de un DNU sino un decreto simple, que además de Fernández será firmado por el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el ministro de Economía, Martín Guzmán.

El borrador del decreto, a cargo de la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, ya está escrito. "Desde la administración pública no hay problemas, ya lo hicimos en 2019 y era mucho más complejo: habíamos pasado de 8 a 20 ministerios", explicó un alto funcionario que habló con el mandatario una vez caída la sesión en Diputados.

El texto facultará al Poder Ejecutivo Nacional a hacer las readecuaciones presupuestarias que necesite y manejar con mayor discrecionalidad las partidas que se verán engrosadas en relación a lo proyectado en 2021 por el aumento de la recaudación.

Esta era una de las razones por las que la oposición inicialmente decidió no derribar la negociación y, aunque exigiendo cambios, se mostraba dispuesta a no rechazar el proyecto.

No es la primera vez que el Gobierno deberá manejar la administración pública nacional con un Presupuesto prorrogado por decreto: en diciembre de 2019, no bien asumió, Fernández desechó el proyecto que había presentado la gestión de Mauricio Macri y, sin margen de tiempo para elaborar un nuevo texto, para 2020 decidió renovar el vigente.

El antecedente inmediato fue el de Cristina Kirchner, cuando en 2010 y tras perder la mayoría a manos del denominado "Grupo A" de la oposición, tuvo que apelar a un decreto para gobernar.

De todos modos, para 2022 Alberto Fernández intentaba no recurrir a la opción de avanzar con un texto prorrogado, dado que el Fondo Monetario Internacional pidió como condición para avanzar en un acuerdo por la negociación de la deuda que el Presupuesto 2022 tuviera consenso entre las distintas fuerzas políticas.

Consciente de la señal que requería el FMI, aunque la opción de renovar por decreto el proyecto siempre estuvo en análisis, como publicó este diario el jueves, Alberto insistía en negociar y conceder cambios para sacar la ley. Incluso, había bajado línea a su equipo de no adelantar definiciones y pedía pasar a un cuarto intermedio hasta la semana próxima para dar tiempo a un acuerdo.

Precisamente, este fue el mensaje que este viernes a la mañana, bien temprano, llevó personalmente el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis. Tras el desembarco del intendente de San Martín en uso de licencia pareció encaminarse en ese sentido y el Gobierno se aprestaba a hacer más concesiones durante el fin de semana. Sin embargo, el discurso de Máximo Kirchner rompió todos los puentes y la oposición cerró filas y votó en contra.